¿Por qué usar la emoción en la creación de contenidos?

Hoy todos los profesionales de la comunicación están detrás del post perfecto, el video perfecto, la imagen perfecta, aquel contenido que consigue llegar a cientos, miles de personas, todas similares, todas diferentes. Intentamos unir emoción y redes sociales.

Buscan encontrar que una frase o una serie de palabras dentro de un texto muevan a miles de personas en un sentido u otro.  Todos buscamos emocionar a los usuarios hasta llegar a conseguir su atención.

Emoción y redes socialesAutor: Kevinbism

Centrándonos en la elaboración de posts o artículos que deseamos que nuestras palabras generen una emoción en los usuarios, que desarrollen un conjunto de sentimientos para que consigamos  esa fidelización de los mismo, para que cuando haya que tomar una decisión de compra o de conversión en la web, nuestra marca sea la primera que se le venga a la mente.

Suena sencillo, ¿no?. Pues no lo es, para nada. Cada palabra implica un resultado, y éste, conlleva una emoción. Es por ello por lo que debemos medir cada palabra que escribimos, que publicamos para acertar en las emociones que queremos generar.

Emoción y redes socialesAutor: geralt

La emoción y las redes sociales están pues entrelazadas de una manera que hace que el usuario y la marca establezcan lazos que perduran en el tiempo.  El objetivo de toda compañía es ser de utilidad al usuario, ofrecerles información de interés, entretenimiento, consiguiéndolo con una excepcional gestión de las emociones a través de estos servicios.

El contenido que difundimos en las redes sociales no son recordados por las frases que decimos  o las imágenes que publicamos, aunque ayuden mucho, sino por lo que hagan sentir al usuario y posible cliente de nuestros servicios.

¿Cómo conseguimos que “hagan” lo que deseamos?

Es fundamental , por tanto, conectar con las emociones que creamos en los usuarios en base a acciones que queremos que éstos realicen. Si vendemos zapatillas de deporte podemos invitarles a los usuarios a enviarnos instantáneas de sus actividades con las mismas, haciéndoles participes de la satisfacción que el uso de nuestro producto les hace y compartiendo su emoción en las redes sociales.

De esta manera conseguimos que ellos mismos sean protagonistas de las historias que como marca buscamos en nuestros productos.

Emoción y redes socialesAutor: JenniferBayers

Al conseguir enlazar emocionalmente con los clientes que consumen nuestros productos, podemos conseguir la fidelización de los mismos y al mismo tiempo incrementar  nuestra presencia en el social media y mejorar nuestra reputación online.

La emoción y las redes sociales convergen de una manera que ningún otro medio de comunicación antes había logrado hablando en términos de alcance y de tiempo en conseguir que llegue a cientos, miles de personas en cuestión de minutos.

Emoción y redes sociales

Cuando escribimos en un artículo o blog, las emociones que ponemos en sus palabras las compartimos con los lectores y eso tiene un efecto en ellos, ya sea positivo o negativo, bueno o malo.

Esto hace que los vínculos emocionales invisibles afloren entre el contenido que publicamos y los usuarios y consigamos generar cierta empatía emocional que tratada con las pautas adecuadas llevan a conseguir el engagement  (grado en el que un consumidor interactúa con nuestra marca) que todos los profesionales del sector del social media desea entre sus seguidores.